domingo, 22 de noviembre de 2009

Alcoholismo. ¿Qué significa realmente?

Cuando se menciona la palabra alcoholismo, se hace referencia inmediata a una enfermedad, dañina, degenerativa, adictiva y con consecuencias nefastas. Pero ¿cuántos de nosotros sabemos realmente lo que es y como nos afecta realmente?

Según las definiciones más usadas el alcoholismo es: una enfermedad que consiste en padecer una fuerte necesidad de ingerir alcohol, de forma que existe una dependencia física del mismo, manifestada a través de determinados síntomas de abstinencia cuando no es posible su ingesta.(Wikipedia) Sin embargo esta definición no establece las causas que pueden llevar a una persona a ser víctima de esta enfermedad, y es que hasta hoy no existe una razón aprobada que guarde relación con el padecimiento. Se vincula con depresión, problemas familiares, círculos de amigos alcohólicos, descubrimiento y rebeldía en caso de adolescentes y jóvenes, problemas interpersonales, ansiedad desmedida, baja autoestima, fácil acceso para consumir y hasta la aceptación de la sociedad hacia esta droga.

Sean estas las causas explícitas o no del alcoholismo, lo importante son las consecuencias que si se pueden determinar con cifras de muertes, accidentes, violencia, abandono, daño genético, entre otros. Entonces si queremos determinar que significa realmente el alcoholismo, sólo tenemos que pensar en cómo cambiarían nuestras vidas con una copa más o menos de alcohol recorriendo nuestras venas.

No obstante el alcoholismo no es un mal incurable, se requiere de un tratamiento continuo en el cual se involucran no sólo el afectado propiamente dicho, sino también los familiares y en ocasiones los amigos más cercanos. Este tratamiento comienza con el reconocimiento del paciente de necesitar ayuda y la desintoxicación supervisada por especialistas médicos. Una vez terminada esta etapa, el paciente podrá participar en reuniones de grupo donde podrá contar su experiencia y enriquecerse de otras vividas por personas que enfrentan la misma enfermedad. El fin de este tipo de terapia será conocer las razones sicológicas que causaron la dependencia del alcohol.

Así también otros tratamientos que se emplean son el de suministrar medicinas que provoquen dolores insoportables cuando se consuma alcohol. Las resacas se multiplicarán provocando que el paciente empiece a repugnar el consumo de esta droga.

No obstante el alcoholismo no es sólo una enfermedad de unas cuantas personas, en la actualidad se ha convertido en un problema social que cobra la vida de muchas víctimas principalmente en accidentes automovilísticos. Es por esta razón que los medios de comunicación y las sociedades civiles involucradas con el temas lanzan fuertes campañas de prevención y sensibilización, las cuales pueden resultar chocantes y estremecedoras, pero que no hacen otra cosa que reflejar la más cruda realidad.

Escrito por el grupo responsable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada